Iglesia de Santo Tomás de Villanueva en Zaragoza

Esta iglesia zaragozana es lo único que queda del primitivo convento de Agustinos Observantes fundado en 1663 a instancias del Arzobispo Francisco Gamboa.
Ubicada en una recoleta plaza llamada de La Mantería, de ahí que popularmente se conozca a la iglesia con este nombre; hoy en día se abre al coso zaragozano, pese a lo cual no ha perdido el encanto que tuvo.
Al entrar en su interior, uno queda sobrecogido por el impresionante conjunto de pintura mural que cubre sus bóvedas. (en origén, también habia pintura en los muros, lamentablemente ésta se ha perdido).



Las pinturas se deben a la mano de Claudio Coello, pintor de cámara del rey Carlos II, ayudado por su discípulo Sebastián Muñoz. Se realizaron entre 1683 y 1684. (ambos se retrataron como espectadores del conjunto en una de sus bóvedas).






El conjunto, es esplendido, para muchos "la capilla sixtina del barroco en Aaragón", no obstante es urgente una concienzuda restauración, que ponga en valor este legado artístico que ha llegado hasta nosotros y tenemos el deber de preservarlo.




Esta tierra nuestra, olvida muchas veces lo que otros codician...
Desde 1883 es Colegio de Escolapias, quedando la iglesia integrada dentro de sus depedencias.





Aprovecho finalmente para dar las gracias por la gentileza con que me han abierto las puertas para poder hacer las fotos que aquí muestro.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Fuentes del BALNEARIO DE PANTICOSA

---LA ALFRANCA--. ensoñaciones....

un PATIO GÓTICO en Zaragoza